Salud de las mascotas

Pododermatitis de células plasmáticas en gatos

Pododermatitis de células plasmáticas en gatos

La pododermatitis de células plasmáticas, comúnmente conocida como Pillow Foot o Pillow Paw, es una enfermedad de las almohadillas de los pies que puede ocurrir en algunos gatos. El término médico "pododermatitis" literalmente significa inflamación de la piel del pie. Es conocido por su sorprendente apariencia de almohadillas esponjosas, pastosas y grandes. La enfermedad puede involucrar solo una almohadilla o ambas almohadillas frontales (metacarpianas) y posteriores (metatarsianas) con la almohadilla central más frecuentemente involucrada. En algunos gatos de color claro, se puede notar un poco de color violeta-violeta en las almohadillas con pequeñas estrías.

La causa de la pododermatitis de células plasmáticas felinas es en gran medida desconocida. Una teoría común implica un mecanismo inmunomediado que activa los linfocitos y las células plasmáticas. La almohadilla de la pata se infiltra con estas células, causando hinchazón y una apariencia suave, pastosa y casi "almohada".

La pododermatitis de células plasmáticas puede afectar a cualquier sexo, edad o raza de gato. Algunos gatos afectados pueden estar infectados con el virus de inmunodeficiencia felina (FIV). La conexión exacta entre los gatos con pododermatitis de células plasmáticas y aquellos con FIV no está clara. Algunos estudios estiman que el 50% de los gatos con pododermatitis de células plasmáticas son positivos para FIV.

De qué mirar

Muchos gatos tienen la apariencia clásica de patas de almohada, pero no causa problemas. Estos gatos generalmente tendrán almohadillas hinchadas hinchadas pero no dolorosas. Por otro lado, algunos gatos tendrán los siguientes signos:

  • Algunas almohadillas se ulcerarán y aparecerán como lesiones rojas, inflamadas y dolorosas.
  • Algunas almohadillas se abrirán y provocarán infección y secreción.
  • Sangrado de las almohadillas
  • Lamidas excesivas de las almohadillas de los pies.
  • Cojera
  • Disminución del apetito o anorexia.
  • Aumento regional de ganglios linfáticos en los casos venideros

Diagnóstico de pododermatitis de células plasmáticas en gatos

El diagnóstico de pododermatitis de células plasmáticas felinas se basa en gran medida en el examen físico y la hinchazón característica de la almohadilla hinchada. Las pruebas adicionales pueden incluir:

El análisis de sangre de rutina puede revelar un aumento de las gammaglobulinas (hipergammaglobulinemia)
Los aspirados con aguja fina (FNA) o la biopsia de las almohadillas pueden revelar un mayor número de células plasmáticas.
Se recomienda el virus de la leucemia felina (FeLV) y el virus de inmunodeficiencia felina (FIV) para determinar si hay una enfermedad concurrente.

Tratamiento de la pododermatitis de células plasmáticas en gatos

Las opciones de tratamiento varían según los signos o síntomas clínicos de los gatos individuales. Muchos gatos no son sintomáticos y no requieren tratamiento.

El tratamiento para gatos sintomáticos puede incluir:

  • Mantenga a los gatos en el interior fuera de los extremos ambientales de calor y frío que pueden causar daños a las almohadillas.
  • Se pueden recomendar glucocorticoides orales (como prednisolona o dexametasona). Los esteroides pueden administrarse diariamente y luego reducirse a la dosis efectiva más baja. El objetivo de los esteroides es disminuir la respuesta inmune central.
  • Se pueden usar medicamentos inmunosupresores como la ciclosporina (atópica) en algunos gatos que no responden a la terapia con esteroides.
  • Los antibióticos como la doxiciclina se pueden usar para tratar ulceraciones e infecciones. El tratamiento puede recomendarse durante 1 a 2 meses o más. Se cree que la doxiciclina tiene propiedades tanto efectivas como antibiótico como propiedades inmunomoduladoras.
  • La extracción quirúrgica de almohadillas severamente infectadas, ulceradas o dolorosas puede ser una opción de tratamiento recomendada en algunos gatos.
  • El uso de arena sin perfume y arena para gatos a base de papel puede ser útil para minimizar la acumulación de restos de arena en almohadillas dolorosas.
  • La limpieza suave de las almohadillas de las patas puede ser útil para eliminar los desechos de la basura.

La mayoría de los gatos sintomáticos responderán a la terapia médica dentro de uno o dos meses. Algunos gatos con pododermatitis pueden tener enfermedad renal concurrente (amiloidosis) o una infección oral (estomatitis de células plasmáticas). El pronóstico es peor en los gatos con enfermedad concurrente o aquellos que también son positivos para el virus de la leucemia felina o el virus de inmunodeficiencia felina.

Pronóstico para gatos con pododermatitis de células plasmáticas

El pronóstico para gatos con pododermatitis de células plasmáticas variará según la gravedad de la afección y la respuesta individual del gato al tratamiento. Siga las recomendaciones de su veterinario para el tratamiento.

Recursos y referencias: